Una publicación efímera, como todo

La equivocación de Dios

In Apuntes rápidos, por Mario Rivas on 14 junio, 2017 at 13:36
...

por Mario Rivas

Cuando lo vi venir por el pasillo que da a los baños en la Pizzería Don Luis qué me iba a imaginar lo que iba a suceder.

-Dios también se equivoca -, dijo a modo de saludo y moviendo la cabeza como quien entiende la circunstancia corrió una silla y se sentó a mi mesa.

Ante el hecho consumado de tener un invitado inesperado moví la mano invitándolo a ocupar un lugar en la mesa, pura formalidad.

-Ud sabe… al primer hombre lo hicieron de barro. Y a la primera mujer también, no vaya a creerse esa bobería de la sexta costilla.

-Algo había oído -, dije para que continuara con la historia. Pero se quedó callado con las manos bajo el mentón. Entendí que estaba esperando algo más que palabras para seguir.

-¿Un vinito?

-Tinto, si no es molestia -, dijo mirando de soslayo el moscato que yo estaba tomando.

-¿Y cómo es eso de que Dios se equivoca?

Afuera estaban prendiendo las luces de la calle y por los ventanales se veía a la gente apresurada por volver a sus hogares. El tipo asentía levemente y por un momento pensé si no me había equivocado al invitarlo con un vino. Tal vez ya había dicho todo lo que tenía que decir sobre el asunto. Pero no.

-Se equivoca, sí señor. Será todo lo Dios que Ud. quiera pero no es perfecto después de todo.

-¿Y en qué se equivoca si se puede saber?

-Cuando creó a los argentinos, sin ir más lejos.

-No me diga.

-Le digo, le digo: los argentinos somos una equivocación de Dios.

-¿Y cómo fue eso?

-Mire, la historia no es corta -, dijo y apresuró su vaso hasta el fondo.

-Cuente nomás, tengo tiempo. Y no me quedó otra que invitarlo con otro tinto.

-En realidad Dios no hizo sólo un primer hombre y una primera mujer. Hizo varios. Un par por cada región o por cada país podría decirse. Que si esto no fuera así seríamos todos, digo, la humanidad sería hija de un gran incesto. Y eso no está bien.

A esa altura yo también me pedí otro moscato.

-De cada región, Dios agarraba el barro que encontraba ahí mismo y modelaba su parejita. Después los soplaba y los dejaba que se las arreglaran como pudieran. Cuando llegó a la región que hoy es nuestro país tomó un poco de barro de cada lado: de las sierras, del desierto, de las montañas, de la selva. Y con todo eso se puso a amasar una amalgama preciosa. Pero resulta que mientras estaba amasando le picó la nariz y limpiándose apenas el Supremo Índice comenzó a hurgarse. Sacó un buen moco, un moco divino si me permite la expresión. Y quedó maravillado como siempre le sucede cuando contempla algo que tenga que ver con Él. Mientras lo miraba lo amasaba entre su pulgar y su dedo mayor. Vaya uno a saber cuánto tiempo estuvo así, amasando su gran moco y pensando en cosas divinas seguramente. Y ahí fue la equivocación: volvió a la masa que luego nos iba a dar forma olvidándose de lo que tenía en sus dedos. Cuando se dio cuenta ya era demasiado tarde: el moco estaba mezclado con toda nuestra masa inicial. Y se ve que Dios pensó: “Bueno, quién se va a dar cuenta después de todo”. Lo demás es historia conocida. Armó la primera parejita de argentinos, les sopló vida y los dejó que recorrieran a su gusto los caminos del Señor.

Dicho esto, el tipo se paró y terminó de un golpe su vino.

-Así es amigo. Estamos hechos de la mejor materia prima. Pero también tenemos adentro un excremento importante, divino y todo lo que Ud. quiera, pero excremento al fin y al cabo. Gracias por el vino y que disfrute la noche.

Y se fué.

Anuncios

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: