Una publicación efímera, como todo

No habrá milagros

In Apuntes rápidos, por Mario Rivas on 30 marzo, 2016 at 13:35
Senado de la Nación (foto Archivo)

Senado de la Nación (foto Archivo)

por Mario Rivas

si un traidor puede más que unos cuantos, 

que esos cuantos no lo olviden fácilmente”

“Sólo le pido a Dios”, León Gieco

No sé si les habrá pasado pero yo más de una vez me presenté a rendir sin haber estudiado nada, confiado en que un milagro, una revelación divina o lo que fuera me permitiera aprobar el examen. Siempre ocurrió lo que era inevitable que ocurriera: me aplazaban.

A esta hora los senadores del país están discutiendo en el recinto si aprueban o no la derogación de las Leyes Cerrojo y de Pago Soberano. En realidad están montando un espectáculo “para la gilada” como quien dice. No habrá aquí milagro ni sorpresas. A la medianoche habremos entrado en un nuevo ciclo de endeudamiento y se habrá hipotecado el futuro de generaciones de argentinos.

Los argumentos esgrimidos por los senadores que producen esta nueva entrega de nuestra soberanía son paupérrimos o simple expresión de deseos: “Esto nos permitirá reingresar al Primer Mundo”, “Hay que acatar el fallo judicial del juez (municipal) Griesa”, “Tendremos dólares frescos para mayores inversiones que generarán miles de puestos de trabajo”, bla, bla, bla. Y muchos compatriotas les creen. Y a otros muchos ni les importa. De nada vale la experiencia histórica que todos, incluidos los que apoyan esta entrega, hemos vivido. Es más fuerte el deseo mágico que la realidad.

Cuando se caiga esta ilusión, cuando no lleguen “dólares frescos”, cuando la desocupación siga creciendo, cuando los bonistas que accedieron a la reestructuración nos metan nuevos juicios, nadie va a recordar a los Pichetto y Cia. y sus nombres quedarán en el olvido. La fórmula “que Dios y la Patria me lo demanden” es una broma de mal gusto. ¿Dos entelequias demandando a quién?

A partir de hoy ingresamos en un nuevo estadio de nuestro país. Ya lo hemos pasado, ya lo hemos vivido. Es cierto que somos sobrevivientes. Pero algunos de nosotros no llegarán, esto es lo terrible.

Habrá que redoblar la lucha, sumar voluntades para detener esta nueva tragedia y fundamentalmente dejar de ser tan, pero tan pelotudos a la hora de elegir nuestros representantes.

 

 

Anuncios

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: