Una publicación efímera, como todo

Hojarasca

In Opinión, por Ernesto López on 2 marzo, 2016 at 10:09
"Da la impresión de que una vez más no habría dos sin tres: lo de Macri sería más de lo mismo que en su momento nos ofrecieron Menem/Cavallo, el Megacanje y el Plan Brady, que más tarde De la Rúa (y Cavallo de nuevo) continuaron con el deplorable resultado de la gran crisis de 2001", plantea Ernesto López en esta nota.

“Da la impresión de que una vez más no habría dos sin tres: lo de Macri sería más de lo mismo que en su momento nos ofrecieron Menem/Cavallo, el Megacanje y el Plan Brady, que más tarde De la Rúa (y Cavallo de nuevo) continuaron con el deplorable resultado de la gran crisis de 2001”, plantea Ernesto López en esta nota.

Leemos hoy:

“Lo más importante del discurso de Mauricio Macri en la apertura del año legislativo no es lo que dijo sino lo que no dijo: aunque aludió a la necesidad de retomar el desarrollo económico omitió indicar cuál rumbo tomaría en este sentido.

Pidió desde luego apoyo para derogar las dos leyes que harían posible el acuerdo con los fondos buitre, de acuerdo a lo establecido por el juez Griesa. Y mencionó casi al pasar la importancia que esto tendría para obtener crédito externo destinado a fomentar el desarrollo, precisamente. Además, desplegó una concepción típicamente monetarista de la inflación.

Lo no dicho –más probablemente lo escamoteado– puede deducirse de este encuadre. Da la impresión de que una vez más no habría dos sin tres: lo de Macri sería más de lo mismo que en su momento nos ofrecieron Menem/Cavallo, el Megacanje y el Plan Brady, que más tarde De la Rúa (y Cavallo de nuevo) continuaron con el deplorable resultado de la gran crisis de 2001.

Tampoco hizo alusión alguna –nadie de su equipo económico lo hizo hasta ahora– sobre la seguridad de que este acuerdo con los buitres cerraría el camino a nuevos litigios (especialmente preocupante es el comportamiento que podría seguir el 92 por ciento de bonistas que acordaron primero y cobraron mucho menos y bajo otras condiciones).

Así las cosas, aprobar la vía que está proponiendo Macri es –prima facie al menos– absolutamente inconveniente. Si no da garantías de que no habrá un renovado litigio con dicho 92 por ciento y no explicita un rumbo de desarrollo distinto al que nos llevó a dos monumentales fracasos en el pasado inmediato, debe rechazarse su propuesta y no debe aceptarse la derogación de las dos leyes, impuesta como condición por Griesa.

Sin estas cosas claras, el grueso del discurso pareció hojarasca”.

(Leer completa la nota de Ernesto López haciendo click acá)

Anuncios

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: