Una publicación efímera, como todo

La militancia emotiva decide

In Apuntes rápidos, por Mario Rivas on 20 noviembre, 2015 at 21:29

por Mario Rivas

Cuando discutimos de fútbol podemos estar horas haciéndolo y no llegar a ningún lado. No es mayormente importante en definitiva: digo, que el otro no coincida conmigo en un tema deportivo no me cambia la vida.

La cuestión es diferente cuando enfrente tenemos a alguien que con su voto puede decidir el destino del país y sus millones de habitantes. Un solo voto alcanza para ganar el ballotage y ese voto puede ser del que tenés enfrente.

En esto días previos las discusiones han arreciado y se hacen muy difíciles porque algunos parecen haber cerrado su entendimiento desde el vamos con preconceptos descalificatorios (“éste es K”, “éste es de La Cámpora”, “éste es un zurdito de mierda”, etc.) que hacen prácticamente imposible llegar a ningún lado.

Lo cierto es que el tipo está enojado con los K, la mujer está enojada con Cristina. No importan los motivos, están enojados. Incluso la mayoría de estos opositores están enojados a pesar de haber sido beneficiados, objetivamente, por este gobierno. Algunos de ellos han cerrado su capacidad de entender y no quieren aceptar razones: ni históricas, ni estadísticas, ni de vivencias concretas y palpables. Se han amurallado.

Y esta muralla se entiende porque en esta instancia, en el Todo o Nada que se juega en este ballotage, la discusión ya no es argumental, es emotiva.

Ya se sabe que lo que se está dirimiendo es qué tipo de país queremos: un país inclusivo, con desarrollo e independiente o un país subordinado a los intereses de los poderosos y excluyendo a millones de compatriotas. Pero esta disyuntiva tenemos que ser capaces de traducirla en argumentos emotivos, no políticos, porque es en ese plano donde se está dando la discusión.

Quienes estamos a favor de defender los derechos y avances conquistados debemos ser capaces de revisar diariamente nuestra estrategia en la pelea por el voto. No aferrarnos a estereotipos, bajarnos un poquito del caballo y escuchar las razones del otro.

Mucha “paciencia Scioli” -ya no se dice más “paciencia Zen”, los que vieron la entrevista con Majul saben de qué estoy hablando- y poder encontrar en cada discusión el punto exacto en donde clavar una pica emotiva para que se abra el entendimiento. Argumentos no nos faltan, tenemos que ser capaces de poder traducirlos.

 

Anuncios

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: