Una publicación efímera, como todo

Enseñanza

In Apuntes rápidos, por Mario Rivas on 23 octubre, 2015 at 15:36
...

por Mario Rivas

a Ricardo Vargas y Luis Silva, que saben de qué estoy hablando

Cuenta Leonardo Padura en su libro “Herejes” que poco después de entregar el cuadro que conocemos como “La Ronda Nocturna” el Maestro Rembrandt cayó en desgracia y nadie le compraba ni un mísero dibujo. Y eso que estaba en el pináculo de sus capacidades artísticas.

Para pagar cuentas, que las tenía y muchas, decide comenzar una serie de cuadros con motivos navideños: el pesebre con Jesús, la llegada de los Reyes Magos, ese tipo de cosas. Cuando tiene terminado uno de estos cuadros le pide a su discípulo Aert que lo copie y una vez que el discípulo, un perfeccionista, hubo terminado su trabajo el Maestro se pone a copiar la copia. Y entonces le explica a su discípulo más querido qué estaba haciendo: “Quien me encargó este cuadro no quiere vida: sólo una imitación de ella que resulte bella. Aert es bueno pero le falta el alma, no tiene el misterio del arte verdadero. Y yo estoy copiando a Aert porque así se debe pintar si uno quiere cumplir el deseo de un poder y ganarse unos florines que tanto necesita”.

Anuncios

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: